¿Cantando bajo la ducha?

Pues estás reduciendo el estrés y mejorando tu humor Y no, no es cosa tuya, tu voz también suena mejor en el baño.

 

Que la música relaja e incluso amansa a las fieras está más o menos claro, pero ¿Sabías que aumenta el sistema inmunológico, baja la presión, reduce el estrés y mejora tu humor? Todos son ventajas. Pero no cantes demasiado alto por si acaso deja de ser ventaja y se convierte un inconveniente si, digamos, la voz no acompaña.

En cualquier caso, al cantar se producen endorfinas que te hacen sentirte mejor y tengas más ánimo. Es una manera también de ejercitar tus pulmones, ejercita tus músculos abdominales, y estimula la circulación.

Y sí, tu voz suena mejor en la ducha. Cosas de la física. Las paredes del baño son lisas y hacen que actúe como caja de resonancia. El sonido es más intenso y la voz parece más potente.

Si todavía no te has decidido por tu repertorio, Spotify ha creado una lista de canciones para cantar en la ducha.

No hay ningún comentario

Los comentarios están cerrados.